Elimina la grasa de tu cocina

consejos para limpiar la cocina

Elimina la grasa de la cocina con estos remedios caseros

Puede que este aspecto sea de los más complejos a la hora de realizar una limpieza en el hogar. Como Empresa de Limpieza Getafe estamos convencidos de que los armarios de cocina están entre los accesorios más difíciles de eliminar la grasa. Por tanto ayudar a mantenerlos organizados y limpios esencialmente hacen la vida más fácil tanto para los que aman la cocina como para los que no.

En la mayoría de los casos, por falta de tiempo a causa del trabajo y los quehaceres diarios no se le da la atención necesaria, por lo que la grasa y la mugre se pueden adherir a la superficie y se complica bastante la tarea de eliminarlos, dando un aspecto de dejadez y bastante desagradable a los ojos.

Si no dispones del tiempo o desconoces los productos necesarios para deshacerse de esa grasa lo mejor es que contactes con los servicios de las compañías de la limpieza como nosotros pero ¿has probado con anterioridad tú mismo?

En Empresa de Limpieza Getafe queremos ayudarte tanto si nos contratas como si necesitas algún asesoramiento previo, por lo que aquí os mostramos algunas maneras de eliminar la grasa sin usar productos químicos agresivos. ¿Comenzamos?

¿Tienes vinagre en casa?

El vinagre es no sólo un ingrediente indispensable en todas las cocinas, también es utilizado como agente de limpieza. Sus propiedades de higienización ayudan a eliminar la suciedad y la grasa. Para eliminar la suciedad persistente, simplemente tienes que humedecer directamente un trapo limpio con vinagre y pasarlo por la superficie en cuestión. Este proceso también puede ser realizado a la inversa, es decir, rocíe el vinagre en la superficie para después limpiar con el paño limpio. Como último paso, no olvides enjuagar el vinagre después con agua y secarlo con una toalla.

¿Has utilizado alguna vez bicarbonato de sodio en la zona con grasa?

Nuestros profesionales te lo recomiendan encarecidamente como una buena solución casera. Este producto se puede utilizar solo o junto con vinagre para conseguir ese efecto de higienización. Para utilizar el bicarbonato de sodio, debes rociar un poco de agua o vinagre en la superficie, luego espolvorea una buena cantidad de bicarbonato en la superficie grasienta y déjalo durante unos minutos. Después, procede a raspar todo con un objeto afilado. Por último, enjuaga o limpia con vinagre o agua y seca la zona con una toalla de papel.

¿Has probado a lavar con jabón y agua caliente?

Sin duda este es otro de los remedios “de la abuela” que nunca suele fallar. Lava los armarios o la superficie en cuestión con jabón y agua caliente. Eso sí, ten cuidado ya que algunos materiales puede no sentarle bien el agua.

En la medida de lo posible, controla la cantidad de agua que vas a utilizar y sobre todo es recomendable que uses un paño para aplicar los líquidos de limpieza en lugar de verterlos directamente. Y recuerda, una vez hayas limpiado sécalo lo antes posible.

Estamos concienciados de que evitando la acumulación de grasa es siempre la mejor opción de mantener su cocina limpia y libre de bacterias indeseables. Por ello pensamos que para una limpieza regular use sólo agentes de limpieza suaves para mantener la vida de sus muebles.

Más información